Revista Sporting

COVID-19 Y LA SELECCIÓN NATURAL

La obesidad es la pandemia del siglo XXI. Con datos actualizados de la Organización Mundial de la Salud, 2.8 millones de personas mueren anualmente por causa de la obesidad y el sobrepeso. Observemos la diferencia con los datos sobre la pandemia del COVID-19, donde se han detectado más de 9 millones de casos confirmados y más de 470 mil muertes. Sin dejar de lado la importancia que requiere la pandemia por coronavirus, es necesario continuar con las estrategias para frenar y reducir la tasa de obesidad presente en la población mundial. Este tema no corresponde únicamente a los gobiernos: recae en la responsabilidad de las personas. Lograr esto significaría un fuerte golpe a la tasa de mortalidad de infección por COVID-19: el 20% de los infectados evolucionan a cuidados intensivos y de estos, el 8.8% mueren. De estas muertes, el 5.93% presentaban obesidad, diabetes y/o hipertensión arterial.

Imaginemos una persona que pesa 95 kg con obesidad tipo 1 y presenta hipertensión arterial como comorbilidad asociada. Si esta persona se llegara a infectar por coronavirus, tiene un 20% de probabilidad de agravar y un 5.8% de probabilidad de muerte. Mientras que una persona con normo peso y sin comorbilidades, tiene el 3% de probabilidad de muerte. Tal vez pensemos que una diferencia de un 2.8% no es significativa, pero si lo es.

Woman feet standing on Weight Scale on wooden background

La cuarentena nos ha dado la oportunidad de crear introspección y evaluar lo que somos hasta el día de hoy. El encierro ha sido detonante de estrés, ansiedad, y ese dolor se ha medicado con alcohol, drogas y otros vicios. Y ha dado a luz, a una enorme ola de violencia intrafamiliar, con un incremento de abusos físicos y sexuales. También hay que mencionar al grupo de personas que aprovecharon este tiempo en casa para limpiar su alma, crear conciencia y encontrarse a si mismos. Buscaron y encontraron lo que ya no les funcionaba, lo que estorbaba y que estaba podrido. Con fortaleza enfrentaron miedos y traumas, evolucionaron y se convirtieron en una persona nueva, con esperanza y amor. Algunos incrementaron su peso en este periodo; otros, lo utilizaron para ponerse en forma, comer saludable y modificar hábitos de alimentación y estilo de vida que nunca habían logrado.

En Biología se habla de selección natural al fenómeno evolutivo: el momento donde la naturaleza elige como se reproducirán los organismos según sus propiedades; Darwin describe este proceso en su libro La Evolución de las Especies. Hoy entramos a una verdad: todos a las calles, los que se cuidaron y los que no lo hicieron. La gente habla de selección natural como si fuese cosa de suerte, sin embargo, la selección natural está representada por el porcentaje de probabilidad. Y el porcentaje en que nos encontremos es responsabilidad de nosotros con respecto a la toma de decisiones.  

Siempre es tiempo de cambiar. No sabemos si la infección por coronavirus nos va a llegar, pero tenemos tiempo para prepararnos. Bajar de peso, comer saludable, realizar actividad física y modificar nuestra esencia: espíritu, alma y cuerpo en equilibrio completo.


Editor Colaborador

Isaac Zavala Teyssier