GP de México 2019: Una gran actuación de Lewis Hamilton

octubre 28, 2019
Por: Revista Sporting


Por un año más México fue escenario de la fiesta de la Fórmula 1, un Gran Premio

Y lo repetí en cada exhalación, en cualquier pensamiento negativo me repetía: exhala y suelta lo que no necesitas, y soltaba con ello la angustia. Aparecía el otro pensamiento innecesario: exhala y suelta lo que no necesitas. Deja de sentirte poco afortunado, deja de compararte y piensa en lo que sí tienes, en vez de enfocar tu energía en lo que te hace falta. Agradece lo que hay, lo que haces, lo que logras, valora tu propio esfuerzo, eres único e irrepetible y haces tu mejor esfuerzo todos los días, un pensamiento positivo sobre ti mismo hará la diferencia.
Te sientes frustrado porque no consigues X objetivo. Exhala y suelta lo que no necesitas. Enfadándote no te vas a acercar más al objetivo, es más útil una mente clara para trazar otro plan de acción que te lleve a donde quieres estar, en vez de ir como muñeca fea llorando por los rincones y culpando a la vida de lo injusta que es, pon manos a la obra y haz lo mejor que puedas. Exhala y suelta lo que no necesitas.

Es que mi relación padece de tal circunstancia. Exhala y suelta lo que no necesitas. Si es la relación que conscientemente decides tener, trabaja por ella, sea de amor, amistad o familiar. Si no es una relación que sume a tu vida, tal vez es hora de soltarla en la siguiente exhalación. No digo que sea fácil, digo que pienses si vale la pena que te inquiete y trabajar por resolverlo, o es de las cosas que debes soltar en la siguiente exhalación porque no las necesitas, no en sentido soberbio, sino que simplemente no te hace bien.

No podemos cambiar ni controlar lo que hacen los demás, pero sí podemos modificar y adecuar nuestras respuestas ante las acciones, palabras u omisiones de los demás. Deja de tomarte las cosas tan personales, exhala y suelta lo que no necesitas. Si cambias el enfoque, cambias la emoción.

Exhalé, inhalé profundo y exhalé todo lo negativo en cada una de las posturas que me faltaba por hacer. Salí de mi clase de yoga renovada, con una mente más tranquila, dispuesta a enfocar mi energía en lo que realmente importa, y consciente de que hay pensamientos que ni siquiera valen la pena tener.
No es algo sencillo, pero cuando me descubro teniendo pensamientos “tontos” de estos que intentan sabotearme y hacerme sentir pequeñita e inquieta, exhalo y suelto lo que no necesito. Si no me hace bien el pensamiento, mejor no tenerlo. Y eso muchas veces significa hacer cambios de raíz. Fácil no es, pero al final, es liberador y tranquilizante, y me hace ser más selectiva en muchos aspectos, pero también más feliz.




Los más vistos

Liverpool ligó su partido 45 sin caer ante Tottenham 

27 octubre 2019

Liverpool recibió a un ‘dañado’ Tottenham que parece que viene de menos a más, pues luego de golear en la Champions League llegaron inspirados […]

PATRICK LOLIGER

12 octubre 2019

Un bólido del agua Considerado el mejor remero solista mexicano, y el cuarto mejor del mundo, ha dejado en alto […]

Charrería

CHARRERÍA: tradición de valor y elegancia

2 octubre 2017

Nació desde la época de la Nueva España, en el momento en que las autoridades coloniales permitieron a los nacidos […]

LAS MEJORES UNIVERSIDADES DE PUEBLA 2017.

19 diciembre 2017

EN PRO DEL DEPORTE.   BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE PUEBLA Posee el programa de estudios superiores y el […]




Copyright Revista Sporting 2018