Revista Sporting

Liderazgo, Empresa y Deporte

El liderazgo es una parte importante en el desarrollo del deporte y en el crecimiento de una empresa. En el mundo existe infinidad de líderes, todo ello nos lleva a resultados positivos a motivar gente, identificar su talento, desarrollarlo para un crecimiento y desarrollo tanto individual como en conjunto. Esto nos lleva lograr equipos de trabajo comprometidos con su empresa y a deportistas, gestores y administradores del deporte a tener mayores resultados en el deporte.

Una gestión empresarial debe de ser innovadora, debe de crear estrategias ganadoras, para lograr tener un verdadero equipo. Que este a su vez tendrá un ambiente saludable dentro y fuera del trabajo logrando metas a corto, mediano y largo plazo.

La descripción de un sueño estratégico nos comenta que es importante tener una visión de futuro retadora e ilusionante, para la capacidad de buscar lo mejor e ir por ello tanto en la empresa como en el deporte. También nos dice que es de suma vitalidad tener su propia visión, misión y valores, un mapa de su diversidad, sus reglas de compromiso, un plan de acción, una evaluación y una mejora continua. Dentro de un equipo es importante tener el compromiso, que es la suma de cuatro energías: física, emocional, mental y espiritual (ligada a determinados valores personales).

Los autores mencionan muchas definiciones de éxito pero la que más, me crea empatía es,  esta definición de éxito: son tener un proyecto claro, habilidad para formar un equipo, saber que no resulta fácil, ser tenaz y tener entusiasmo.  La constancia, hace que puedas conocer y  disponer del mejor equipo, saber qué tipo de  emprendedor se quiere ser y disfrutar.

¿Quién es el líder? “líder es aquel que conduce al equipo al éxito”.

El compromiso de sus profesionales proviene de tres fuentes principales: la actuación del jefe directo, el desarrollo laboral y personal y la calidad del propio proyecto empresarial. “el gestor mantiene y el líder desarrolla, el gestor se enfoca en los sistemas y la estructura, mientras que el líder se centra en las personas; el gestor administra y el líder innova; el gestor acepta la situación en el momento en el que se encuentra y el líder la desafía a través de retos ilusionantes; el gestor controla y el líder genera confianza; el gestor imita y el líder crea; el gestor busca a corto plazo y el líder posee perspectiva y una visión a medio y largo plazo; el gestor pregunta cómo y cuánto y el líder cuestiona por qué y para qué”. El liderazgo es imprescindible, pero las organizaciones, tanto deportivas como empresariales, también necesitan sabios gestores que complementen la labor del líder.

Dirige a tu equipo hacia la productividad deportiva.


Editor Colaborador
Cristian Eliam Covarrubias